Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

Principal El personaje Obra literaria Biblioteca digital Música Arte Fractal Galería fractal 1 El León Ensimismado Arthur Gordon Plim Seisgremius SoundBook Estrictas líneas de luz TLeO  El fascículo arqueado 01 02 03 04 05 06 Contacto Capítulo 17 Perlas de Plim slp Trobadólari Gurí rappizcero escritura soy autonomo inusual words podcast aniversario 

02

A vuestras mercedesA vuestras mercedes:¡Saludos en el nuevo año 2007 y que los dioses de la benevolencia nos protejan!Nos, esperamos sinceramente que en esta oportunidad que nos brindan el tiempo y la vida nos den menos por el ano (con perdón) y seamos capaces de avanzar en el desarrollo consciente hacia la plenitud.Busquemos la participación en vez de la pasividad; promulguemos la cooperación en vez de la competitividad; demostremos que hemos nacido para hacer reales nuestros sueños en vez de constatar la inerme desazón del caos imperante y la desertización de la esperanza.El viaje de mil leguas empieza por el primer paso...Nos, no aceptamos rémoras insustanciales ni derrotas anunciadas, buscamos el imperativo de la razón y el trabajo en una acción conjunta inteligente y creativa, paciente y veraz.A pesar de todo, podemos comunicarnos, trabajar y aceptar el reto de los nuevos tiempos.El único requisito es la fe en uno mismo sin ambages y el apoyo del círculo que nos hace partícipes en la obra que se pretende desarrollar.Vivimos tiempos de decadencia, el imperio se maquilla pero le salen pústulas por los extrarradios satinados de su indecencia y, una vez más, somos testigos del fin de una era y las gestación de otra imposible de calibrar.Los signos de la Edad de la Decadencia saturan nuestros circuitos, la Naturaleza nos va a dar otra lección, vienen tiempos sospechosos y redundantes, la Historia lo narró muchas veces ya...Paciencia y temporejar, alzar la brújula y auscultar los vientos, largar los trapos y otear la mar, una vez más, ajustando en el sextante la isla del tesoro que nunca se perdió.Nos, lo sabemos, lo escribimos, lo predicamos y, como Alicia resbalando en el agujero del conejo blanco, esperamos encontrar al otro lado de la estancia imposible el espejo que refleja la realidad bella, antigua e inmarcesible. Eco de una antigua divinidad olvidada.Las palabras no lo dicen todo pero muestran algunos aspectos de la República de los Sueños, destellos de una estrella interior, partícipe de la posibilidad. Nos, seguimos la crónica de un rey sin sitio, alcanzamos la demagogia de los mapas inconclusos y dibujamos los planos de un reino sin fronteras que empieza y acaba en el arte de ensoñar.Mucho más allá vimos la infancia dilatada en los interregnos de lo absurdo y, como Edgar Allan Poe en la aventura de Pym, vislumbramos el blanco inerte del caos, o la inquietante Moby Dick de las pesadillas Melville, la lucha sin tregua de London, el cuchillo ponzoñoso de Swift o los delirios visionarios del Quijote.Nos, estamos aquí para publicar tesoros escondidos y pronunciar el ¡sésamo! de cuarenta ladrones hartos de cuevas insalubres.Pongamos en práctica lo que sabemos para que nos sea revelado lo que ignoramos en este reino contingente de la arbitrariedad.Cosa que pongo en conocimiento de vuestras esforzadas mercedes.Saludos y parabienesNosXavier de TusalleCaballero de la Rosa AzulMúsico y escritor, tejedor de imposibles

SC, otro clavo más en mi corazónPues sepan vuestras mercedes que:Según he podido constatar -aunque ya lo sabía- la SC es eso... otro clavo más en mi corazón.Si Cervantes levantara la cabeza -hombre tan curtido en las letras y los usos mundanos, tan manco por nada, tan luchador por poco, deudo de maravedíes pero prestamista de experiencias- probablemente pensaría que las cosas no han cambiado demasiado y preferiría seguir durmiendo.No así su ínclito personaje don Alonso Quijada, forjador de sendas nebulosas y destinos inciertos.El caballero de la triste figura refleja el mundo que le tocó vivir; el orden que no ha cambiado todavía, del que aún existen reflejos difíciles de interpretar.Básicamente, la comunicación humana no existe; es una entelequia. Son tantas las interpretaciones de la realidad que sólo hay opción para el sueño... por eso existen los artistas. La realidad sólo puede ser comprendida desde la ficción; es un hecho ponderable que he defendido toda mi vida y que, día a día, constato.Por eso el mundo no cambia y la gente -todos nosotros- permanecemos inalterables; atiborrados de razones, justificaciones, estupideces, codicia y autoindulgencia.Democracia, justicia, religión, honestidad son todas autoindulgencias en el mercado del parecer, esperando el momento del mejor postor, del usurero de turno que vende esperanza por treinta monedas.Hoy me he dado cuenta, una vez más. Nadie habla de la belleza, del bien y la verdad -conceptos tan machuchos en nuestros días- todos opinan sin mucho conocimiento de causa de las razones del mercado y la trapichería; todos arguyen y bufan, se jalean y se retractan, y vuelven a la carga para demostrar que los seres humanos somos una especie de cáncer de la biosfera...El hombre es un lobo para el hombre, y para todo lo demás, y hasta que no llegue el día de la auténtica consciencia, no hay nada que hacer.Nos peleamos por baratijas y juguetes inservibles, acrecentamos el dolor y la estulticia mientras nos dedicamos a destruir nuestra casa -la Tierra, la pureza, la veracidad- de un modo harto eficaz.El Quijote es un libro repleto de enseñanzas heredadas de los sarracenos, de la Tradicion sufí, vigente en España desde el siglo VIII, transmisor de una fuente que indica cómo llegar al sentido común, del que está desprovista la mayor parte de la humanidad.La intransigencia humana es repugnante.Creía que había un resquicio en el arte, en la búsqueda del conocimiento y la belleza -que son los verdaderos baluartes del ser humano- pero aún estamos en la época del Neanderthal.¿Existe la democracia? ¿Se ha abolido la esclavitud? ¡Despertad! Las viejas fuerzas que rigen la segunda ley de la termodinámica -la entropía- gozan de una salud espléndida. El Enredador se lo pasa pipa cambiando las cosas de sitio pretendiendo el orden, aunque todos sabemos que es un caos operativo.Somos tan estúpidos que no podemos ver nuestra propia estupidez. Y así nos va.Hoy se ha hablado de todo menos de lo que se tiene que hablar.Pero el caballero ridículo de la triste figura continúa sus aventuras en un lugar del que nadie quiere acordarse... No ha dejado discípulos, cada uno interperta la realidad según su conveniencia.Mientras tanto, las estrellas se apagan una a una y reina la oscuridad...Lo dice uno que emprendió hace mucho tiempo el camino del conocimiento, que tuvo sus maestros en el difícil aprendizaje de distinguir la realidad, que reconoció fantasmas y estantiguas, molinos de viento y pellejos vinateros... y aún tiene que aprender a aprender el camino de vuelta a casa.Cosa que pongo en el esforzado magín de vuestras mercedes.Xavier de Tusalle (2007)

Siguiente página 03

Página 01

El fascículo arqueado